Actualidad

Punto para Chile: CIJ de La Haya declara que el Silala es «un curso de agua internacional»

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya leyó este jueves el fallo sobre el uso de aguas del Río Silala, que enfrentó a Chile y Bolivia en un litigio que ha durado seis años. La CIJ definió que el Silala “es un curso de agua internacional”, una de las principales pretensiones de Chile en el proceso.

“La Corte constata que Bolivia reconoce que las aguas del Silala se clasifican como un curso de agua internacional. También consta que mantiene que las características únicas del rio deben tenerse en cuenta a la hora de aplicar las normas del derecho internacional consuetudinario”. señaló la presidenta de la CIJ, Joan Donoghue, en la lectura del fallo.

“No hay duda respecto a que el Silala es un curso de agua internacional”, añadió.

Sobre el uso de las aguas, el falló señaló que “las partes acuerdan que tienen derecho al uso equitativo y razonable según el derecho internacional consuetudinario”.

La demanda

Recordemos que Chile presentó el 6 de junio del 2016, bajo el segundo Gobierno de Michelle Bachelet, una demanda contra Bolivia ante la CIJ para que esta declare que el Silala es un curso de agua internacional y que Chile, en su calidad de ribereño, tiene derecho al uso de sus aguas.

Chile presentó la demanda luego de que el expresidente de Bolivia Evo Morales amenazara con denunciar al país ante la CIJ por el supuesto robo de las aguas del Silala.

En la demanda presentada ante La Haya, Chile argumentó que el Silala se origina en manantiales de agua subterránea en territorio boliviano “a unos pocos kilómetros al noreste del límite internacional entre Chile y Bolivia”. El Silala luego fluye a través de la frontera hacia territorio chileno donde “recibe aguas adicionales de varios manantiales… antes de llegar al río Inacaliri”.

Según Chile, la longitud total del Silala es de unos 8,5 km; de esta distancia, aproximadamente 3,8 km se ubican en territorio boliviano y 4,7 km en territorio chileno. El país también afirmó que “[l]as aguas del río Silala históricamente y desde hace más de un siglo han sido utilizadas en Chile para diferentes fines, entre ellos el abastecimiento de agua a la ciudad de Antofagasta y las localidades de Sierra Gorda y Baquedano”.

Asimismo, explicaron que “la naturaleza del río Silala como curso de agua internacional nunca fue cuestionada hasta que Bolivia, por primera vez en 1999, reclamó sus aguas como exclusivamente bolivianas”.

También sostuvieron que “siempre ha estado dispuesto a entablar conversaciones con Bolivia sobre un régimen de aprovechamiento de las aguas del Silala”, sin embargo estas conversaciones no tuvieron éxito “debido a la insistencia de Bolivia en negar que el río Silala es un curso de agua internacional y la aseveración de que tiene derecho al 100% de uso de sus aguas”.