Nacionales Noticias

Una minera australiana apuesta por la política chilena con 1.550 millones de dólares

Una empresa australiana escindida del gigante minero BHP Group está haciendo una importante apuesta por la política chilena.

South32 Ltd. acordó comprar una participación del 45% en la mina de cobre Sierra Gorda en Chile por 1.550 millones de dólares. El acuerdo se produce en un momento en que los legisladores chilenos están estudiando un nuevo canon que crearía una de las mayores cargas fiscales entre los principales países mineros. Empresas como BHP han dicho que el canon, ya aprobado por la cámara baja del país y ahora en el Senado, ahogaría futuras inversiones.

Sin duda, South32 negoció una indemnización del vendedor Sumitomo en relación con los posibles cambios en el régimen fiscal chileno hasta un límite acordado que no fue revelado.

Aun así, la incursión de la empresa de Perth en Chile puede considerarse una apuesta por la reducción de los cánones para mantener la competitividad del sector. Esa posición fue expresada la semana pasada por el director ejecutivo de Antofagasta Plc, Iván Arriagada, quien dijo en un foro de la industria que una discusión más profunda en las comisiones del Senado ha visto surgir una visión más moderada.

La reforma fiscal no llega en el vacío. Los políticos chilenos buscan una mayor participación en las ganancias de las materias primas, ya que los votantes se alejan de los partidos mayoritarios después de que las desigualdades desencadenaran un proceso para redactar una nueva constitución antes de las elecciones presidenciales del próximo mes. Todo ello puede conducir a un endurecimiento de las normas relativas a los derechos sobre el agua, los minerales y las comunidades.

South32 considera que las buenas perspectivas del metal en un cambio global hacia una energía más limpia compensan el riesgo político chileno. Empresas como Freeport-McMoRan Inc. y Lundin Mining Corp. han dicho que están aplazando sus inversiones en Chile hasta que haya una mayor claridad normativa.

La empresa Sierra Gorda, en la que KGHM Polska Miedz SA también tiene una participación, ha mejorado su rendimiento tras años de pérdidas por los bajos precios y las operaciones irregulares. El año pasado, Sumitomo había indicado que estaba estudiando la posibilidad de abandonar la empresa conjunta.

César Solis
Me gusta escribir sobre actualidad, noticias mundiales y todo lo que afecta a la humanidad en distintos niveles.
https://agendatransparencia.cl