Publicidad

Columna de opinión: Inflación y alza del gas

Image

La inflación se ha hecho sentir más que nunca en el último tiempo y es, evidentemente, una gran preocupación para la ciudadanía. Esta es una realidad instaurada y una situación que afecta a todos los chilenos y particularmente, a los vecinos de nuestro distrito, quiénes se han visto afectados por las alzas del precio del aceite, el pan, el gas y tantos otros productos.

Publicidad

En particular respecto al problema del alza del precio del gas y todo lo que se ha hablado en el último tiempo, parece imperante revisar exhaustivamente lo que se ha hecho con el apellido “popular”. Iniciativas que han surgido justamente en una de las comunas que me toca representar, Recoleta.

Actualmente, la farmacia popular está en una situación crítica por la mala administración, y el alcalde, Daniel Jadue, está siendo querellado por más de mil millones de pesos que no han pagado a sus proveedores. Por lo tanto, hay que tomarse con mucho resquemor estas soluciones o ideas “populares”, que en la práctica lo único que hacen es darle más poder a los políticos.

Para solucionar, avanzar en mejorar, y/o definitivamente, bajar los precios de un producto tan importante como es el gas, lo que hay que hacer es entregar más libertad al mercado. Para que así sean los ciudadanos los encargados de escoger libremente a quién y bajo qué condiciones compran.

Una de las propuestas que considera lo anterior, es la impulsada por el diputado Johannes Kaiser, quien participa del comité del Partido Republicano en el Congreso y que plantea como una posibilidad, reducir el valor agregado a los productos de primera necesidad. Medida que hay que evaluar y a la que, a priori, estaría dispuesto a apoyar, ya que tiene presente que, mientras menos plata entra al Estado, más plata queda en el bolsillo de los chilenos.

Por otra parte, la autoridad pública tiene que entender de una vez por todas, que los más afectados por la inflación son las personas comunes y corrientes que hacen esfuerzos por llegar a fin de mes, y que un aumento de precio de los productos básicos los afecta directamente. Y no sólo eso, porque un alza de precios también implica un aumento en la recaudación estatal y la pregunta que necesariamente surge aquí es: ¿Se gastarán bien esos recursos?

José Meza

Diputado Distrito 9

Partido Republicano

Siga leyendo sobre este tema:

Scroll al inicio