Disminución de la actividad del planeta
Noticias

Disminución del ruido sísmico: otro inesperado efecto del coronavirus en la Tierra

La emergencia provocada por el coronavirus ha tenido un efecto directo en el comportamiento de las personas, particularmente a través de la cuarentena, lo que nos ha obligado a permanecer más tiempo en nuestros hogares.

No ha sido lo único, ya que científicos han descubierto un inusual efecto del periodo de confinamiento sobre nuestro planeta. Datos entregados por instrumentos sismológicos instalados en distintos lugares del mundo, incluido Chile, registraron una disminución de las vibraciones en la corteza terrestre, lo que es conocido como “ruido sísmico”.

De acuerdo a los expertos, este fenómeno se ha producido debido a una menor presencia de las personas en las calles, lo que ha hecho que disminuya el tráfico vehicular además de las actividades de las fábricas e industrias. Dicho de otra manera, el planeta está en pausa.

Inicialmente, este fenómeno fue alertado por Thomas Lecocq, sismólogo del Observatorio Real de Bélgica, cuando recién se implementó el periodo de cuarentena y comenzó a percibir que sus instrumentos marcaban una importante disminución de las vibraciones.

El profesional se dio cuenta de este efecto en Bruselas y decidió publicarlo a través de sus redes sociales, sin embargo, prontamente empezó a recibir reportes de que algo similar estaba ocurriendo en distintas partes del mundo. Sus colegas afirmaron que estaba sucediendo lo mismo en lugares como Zúrich, París, Londres, Los Ángeles, Japón, Chile, Italia y Costa Rica.

La Tierra más tranquila

De acuerdo a lo señalado por el experto, desde que se han comenzado a implementar las medidas de cuarentena y confinamiento, el ruido sísmico provocado por la actividad humana se ha reducido casi en un tercio. Así, las cifras son las similares a los días previos a la Navidad, cuando los colegios permanecen cerrados y la gente pasa más tiempo en casa.

Al mismo tiempo, el sismólogo afirma que este inesperado efecto puede servir para demostrar que todos los actos de las personas tiene un impacto en el planeta, el cual ahora sí podemos apreciar.

Otros efectos en el planeta

Junto con la disminución del ruido sísmico, por estos días se han visto otros efectos positivos de la cuarentena en el planeta. Los niveles de contaminación, por ejemplo, han bajado drásticamente en algunas de las ciudades más importantes del mundo. Los instrumentos de medición han registrado una caída sustancial de la concentración de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) desde enero.

En Barcelona, los niveles medios de NO2 bajaron un 40 % de una semana a otra, algo parecido ha ocurrido en algunas ciudades chinas. En Milán, la misma cifra llegó a un 24 % menos de NO2 durante las últimas cuatro semanas (esto en relación al mismo periodo del año pasado). Cabe mencionar que el NO2 es una sustancia nociva emitida por las centrales eléctricas, vehículos de gas y otras máquinas que queman combustibles fósiles.

Los animales retornando a las calles

Los animales también se han visto beneficiados con las cuarentenas. Esto luego de que en varios rincones del planeta se han visto imágenes de distintos ejemplares vagando por las calles vacías de las ciudades. Jabalíes y cabras en las calles de varias ciudades de España, una manada de ciervos en Nara, Japón, además de los coyotes que se han observado en el centro de San Francisco.

Cabe recordar que en nuestro país, varios pumas han aparecido deambulando por el sector oriente de Santiago. Algo similar ocurrió en la Reserva Nacional Río Los Cipreses y el Parque Nacional Llanos de Challe. Después de mucho tiempo, se han vuelto a ver pumas rondando por sus dependencias.

César Solis
César Solis
Me gusta escribir sobre actualidad, noticias mundiales y todo lo que afecta a la humanidad en distintos niveles.
https://agendatransparencia.cl

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *