Nacionales

Foodtech: El increiblé ascenso de The Live Green en Chile

Vendieron todo lo que tenían en India, se establecieron en Chile sin entender el idioma y crearon la startup The Live Green, con productos en base a plantas y vegetales -creados bajo un algoritmo que permite alimentos libres de sellos-, que ha sido un éxito en supermercados y por el cual acaban de recibir US$7 millones en una ronda de financiamiento, para llegar con su empresa a Estados Unidos.

Priyanka Srinivas y Sasikanth Chemalamudi, o Pri y Sasi para los chilenos, llevan 14 años trabajando juntos, 11 años de estos casados. La única vez que ellos habían escuchado de Chile fue cuando Sasi vino en 2013 por seis meses a probar suerte con uno de sus emprendimientos, y si bien no resultó, le gustó conocer un país con condiciones políticas y económicas estables y con acuerdos de libre comercio con más de 60 países, un atractivo interesante para quienes ya había invertido en otras startups.

Con esa idea en mente, varios años después fue Pri quien, trabajando para Target, el segundo minorista más grande de Estados Unidos, analizó el constante interés de los consumidores y empresas de apostar por comidas saludables en sus góndolas. Ella quería levantar una startup que revolucionara la industria de la alimentación, pero sacando cuentas que para partir con una idea de ese calibre, era mejor trasladarse a un país pequeño, donde la competencia no fuera tan grande.

Pri y Sasi vendieron todas sus posesiones que tenían en India. La casa, el auto y los muebles quedaron atrás para asentarse primeramente en Santiago, y luego en un campo de San José de los Lingues, en la comuna de San Fernando, donde levantaron The Live Green, una foodtech que mueve sus hilos en base a Charaka, un algoritmo con tecnología machine learning, que ayuda a reemplazar no sólo el contenido animal, sino los ingredientes sintéticos y ultra procesados que se utilizan en la industria alimentaria. En síntesis, con Charaka analizan comidas clásicas como hamburguesas, snacks o helados, para reemplazar los químicos por productos en base a vegetales ya existentes, eliminando los “sellos” e incluso produciendo empaques degradables.

Con Charaka, el equipo repartido por el mundo ha identificado unas 30 líneas de productos diferentes de alto consumo, y la visión de The Live Green es reimaginar los alimentos más consumidos de una manera sabrosa, sana y sostenible. “Más del 70% de lo que encuentran en los supermercados contienen una gran cantidad de aditivos ultraprocesados, lo que es realmente perjudicial para nuestra salud”, asegura Pri, quien en 2019 logró con el algoritmo una mezcla para hamburguesas y panqueques con opciones que van desde los garbanzos hasta las lentejas mung. Para enero del año pasado lanzaron “el helado más limpio del mundo”, y para el “18″ de septiembre presentaron una hamburguesa con textura de carne sin aditivos.

En el campo de San Fernando levantan la producción y los vegetales, pero es en Buenos Aires, Londres e India donde está repartido el resto del equipo que se encarga de investigar y hacer los cambios a los alimentos. Pese a que no entendían nada de español, Pri considera que las cosas en Chile resultaron más fácil de lo que imaginaba, gracias a las políticas amistosas y la serie de instituciones que apoyan los emprendimientos, lo que le permitió conseguir fondos y oportunidades.

Ambos se sienten “agradecidos” de haber tomado la decisión de instalarse en el sur del mundo, junto con aportar con el desarrollo de activos y la entrega de empleo a gente local. Pri tiene un motivo mayor que recuerda constantemente. A solo dos meses de llegar al país, con la idea de probar algunos pilotos, Sasi se dirigió a La Vega para comprar cosas para el hogar, dateado que ahí iba a encontrar precios más baratos. Al llegar, una “abuela” lo miró y comunicándose sólo con señas, lo tomó de la mano para recorrer puesto por puesto, negociar con los feriantes, sin cobro alguno. “Desde ese día, lo recuerdo. Cada persona en Chile, en el campo o en la ciudad o en el metro, han sido súper gentiles con nosotros”.

Clasificación al programa Global X

Frente a un mercado que día a día se vuelve más competitivo, Pri, quien es quien lidera The Live Green, asume que su diferencia está en no sólo eliminar el animal y hacer que la creación tenga el mismo sabor que la proteína alternativa, sino proporcionar una solución de etiqueta limpia en todo el amplio sentido.

Es más, su ambición va por contribuir a radicar una de las estadísticas de obesidad en Chile, que nos posiciona en los primeros lugares de los indicadores de la OCDE. “Cuando se dice saludable, la gente se asusta. Nosotros pensamos que lo sabroso debe ser saludable, y ahí es donde tenemos mucha confianza en el mercado chileno”, manifiesta la CEO y co -creadora, al recordar que ella proviene de una cultura donde la comida vegetariana tiene más opciones que alimentos que imitan a su símil cárnico. Asimismo, ella agrega: “Queremos aportar ese conocimiento y experiencia también para poder ofrecer una amplia gama de productos sabrosos”.

Actualmente, The Live Green se vende en tres de las cadenas de supermercados más importantes del país como Jumbo, Lider, Unimarc, junto con tener presencia en Perú y Estados Unidos. Los próximos pasos, junto con levantar rondas de inversión, es licenciar a Charaka a minoristas y fabricantes de alimentos, para que estos desarrollen su solución de marca privada con el poder del machine learning.

Este 2022, las miradas de la foodtech están puestas en el mercado europeo. Ello, luego de ser una de las 39 empresas innovadoras seleccionadas para representar al país en el viejo continente, mediante el programa de ProChile Global X (PGX), una plataforma de servicios que tiene por objetivo acelerar la expansión e ingreso de productos y servicios chilenos de alto valor agregado. Esta iniciativa forma parte de la estrategia de ProChile para el apoyo a la internacionalización de la innovación chilena en los principales ecosistemas del mundo.

Pri y Sasi podrán acceder durante seis meses a servicios especializados por parte de las 6 oficinas comerciales que comprende el programa. Alemania, España, Reino Unido, Francia, Holanda y Bélgica serán potenciales mercados a explorar, además del apoyo de la embajada de Chile en Portugal, quienes ofrecerán soporte en visibilidad y posicionamiento en dichos mercados, acceso a redes locales y apoyo comercial que permitirá acelerar su proceso de expansión en la región.

“Nos presentamos al Global X ya que postulamos a todas las oportunidades que da el ecosistema de emprendimiento chileno. Somos muy afortunados y estamos súper emocionados de formar parte de estas 40 empresas”, relata Pri, quien destaca el impacto de instituciones como Startup Chile, donde ingresó al S Factory Program, que permite a mujeres levantar startups.

Este nuevo programa que impulsa la estrategia de internacionalización tendrá cabida en 7 de los 10 mejores ecosistemas de innovación en el mundo, lo que facilitará que las startups seleccionadas puedan encontrar mayor acceso a capital de riesgo, por lo que se puede fomentar la coinversión con inversionistas chilenos para facilitar la expansión de las empresas a este mercado.

El impulso que recibe The Live Green se suma al reciente reconocimiento de Falling Walls, premio que entrega la fundación BMW en Alemania, donde fueron premiados como la empresa científica más innovadora del año, siendo un de los 25 ganadores entre las casi mil candidaturas de 100 países. Por ahora, solo esperan seguir usando la tecnología para hacer de la alimentación más sustentable y accesible para todos.

Además, hace unos días marcaron un hito: lograron conseguir $7 millones de dólares en una ronda Pre-Series A, dinero que la compañía utilizará para crear su base en Estados Unidos -una meta que tenían puesta-, gracias a su visión de desarrollar fácilmente alimentos de etiqueta limpia que no contengan aditivos y que se produzcan de manera sostenible.